Uncategorized

Manteniendo vivas nuestras herencias a través de algo tan delicioso como lo es un taco a la mexicana

En México, desde épocas muy antiguas, una de las principales fuentes de alimentación ha sido el maíz y el frijol entre otros ingredientes básicos.

E incluso alguno de ellos, son un verdadero tesoro nacional ya que se “descubrieron” en nuestras tierras como lo es el aguacate y una enorme variante de chiles, por solo mencionar algunos ejemplos.

A pesar del tiempo y de las conquistas, esta base gastronómica no solo se ha conseguido mantener, antes al contrario, se ha visto fortalecida y enriquecida con los alimentos que poco a poco fueron llegando a nuestro país a través de la conquista y las visitas de extranjeros.

Es así como la gastronomía mexicana mantiene e incrementa su vasto repertorio que se extiende a todo lo ancho y largo del país.

Me es tan grato observar que lo que llegas a comer en un estado del país puede ser tan variado y único con respecto a otro.

Si bien podemos decir que existen platillos nacionales que bien nos identifican, es la gran diversidad lo que definitivamente nos distingue.

Increíblemente podemos darnos el lujo de decir que nos hace falta “estómago” y tiempo para poder probar todo lo que cada pueblo, cultura y región de nuestro país ofrece.

Probablemente uno de los platillos más representativos son los tacos pero… ¿sabes cuántos tipos de tacos existen en todo el país?

Creo que solo poniendo una consulta nacional podríamos darnos una ligera idea. Podemos comenzar con el taco más sencillo, fácil y delicioso que hay como es el taco con sal.

Te imaginas el sabor que brinda una tortilla recién hecha (más si es hecha a mano) y solo colocas unos granos de sal, este tipo de tacos los niños los adoran y algunos adultos decimos que es un taco para el “desempance” o “para calmar el hambre”.

Otro taco más que básico y delicioso es al que le pones frijol, ya sea refrito o de la olla… este taco, sencillo y humilde, ofrece una gran fuente de energía, vitaminas y minerales y para muchos de mis compatriotas, representa el único sustento.

Pasando a la variedad, podemos ver tacos con toques marinos. En las costas del país es común comer tacos de camarón o de pescado.

O aquellos tacos de carnes exóticas como la de venado, armadillo, iguana, chapulines, escamoles y la lista sigue dependiendo la zona y su gastronomía.

Lo que sí es un hecho es que una de los lugares donde mucha de la diversidad confluye, justamente por su población que ha arribado de todos los rincones del país, es la Ciudad de México.

Las taquiza D.F. son tan variadas que van desde lo más humilde hasta llegar a los restaurantes de alta alcurnia e incluso a los de estilo gourmet.

Podrás encontrar en cada esquina de esta enorme ciudad variantes y sabores de un mismo taco como puestos existen.

Para los comensales y amantes de los tacos, la búsqueda del sabor y su taquero de preferencia es casi como una búsqueda del tesoro y cuando lo encuentran se convierten en clientes asiduos.

Así es como saboreamos nuestras herencias que, solo podemos agradecer que aún podamos mantenerlas vivas a través de algo tan delicioso como lo es un taco a la mexicana.