Uncategorized

Las Estimaciones

Desde que me gradué de la carrera de medicina he trabajado en una organización parecida a aquella denominada como Médicos sin Fronteras donde mi función ha sido siempre la de curación de heridas de gravedad así como la conducción de procesos quirúrgicos de extracción de bala o de fragmentos de metal producida por la misma o por alguna granada detonada a distancia no mortal. Durante este tiempo he visto con mi propia experiencia aquello que es la guerra y el efecto que tiene en los soldados y población civil. Después de estas experiencias he concluido que el la guerra un día les llegara a todos razón por la cual recomiendo que todos la estudien.

Una vez que la tragedia de la guerra ha tocado nuestra puerta, tenemos que considerar algunos aspectos que darán la victoria a quienes los siga y la derrota a quienes los ignoren.

El primer aspecto que se debe de tomar en cuenta al momento de hacer la guerra es que se es necesario antes de hacer ningún tipo de planes ni calculaciones  el tener una estimación adecuada tanto de nosotros  mismos como del enemigo, una estimación que de hacerse de manera correcta, tenga por seguro que la victoria estará de su lado ya que entenderá por medio de esta el como desbalancear al enemigo y subsecuentemente destruirlo.

Lo primero que se tiene que analizar en esta estimación es el factor moral  del enemigo. Por esto nos referimos a la relación que existe entre gobierno y pueblo ya que ningún pueblo en desarmonía con la ideología del gobierno estará dispuesto a entregar su vida por ellos, mientras que cuando existe esta fusión ideológica entre soberano y pueblo entonces la guerra se llevara hasta el final. Es por la falta de armonía entre el pueblo y el gobierno por la cual Estados Unidos perdió la guerra de Vietnam, una guerra que perdió en casa y no en el campo de batalla.

Otro factor importante que se tiene que tener en las estimaciones del combate es el tiempo. El tiempo  puede significar dos cosas : la duración de la campaña y el clima de la estación del año en la cual se llevara acabo la operación. En cuestión de la duración de la campaña, debemos siempre recordar que una guerra larga nunca es beneficiosa y lo es menos si la campaña es lejos de casa sobretodo por factores económicos. En cuanto al clima se refiere, siempre debemos cerciorarnos que nuestras tropas y maquinaria de guerra estén listas para dicho clima.

Otro aspecto importante al momento de estimar es entender el terreno en el que libraremos combate y adaptar nuestro equipo para ello si se puede, de lo contrario es mejor simplemente no llevar acabo la contienda ya que seguramente, si es que nuestras fuerzas no pueden adaptarse al terreno, los resultados serán catastróficos. Siempre hemos de usar a la tierra como aliada y nunca como enemiga.