Uncategorized

La Personalidad de Francia

Desde hace un tiempo llevo estudiando francés después de dar mis clases de inglés ya que todo lo que engloba a Francia  desde sus paisajes hasta su historia y por supuesto su lengua, siempre me ha gustado mucho. La verdad puedo decir que en tres años de estudio he aprendido la lengua bastante bien y ahora sucede que cuando estoy en Francia no solo puedo hablar francés bien sino que muchas veces las personas no saben que soy extranjero, inclusive en Paris donde por regla general las personas son mas exigentes para con la lengua francesa.

Francia, aunque es un país muy interesante, no es para todos, tan es así que podremos ver en la opinión de la mayoría de las personas sobre este  país de su gente, tonos bastante negativos especialmente –por alguna razón – de aquellas muchísimas personas enamoradas con España. Una de la principales razones por las cuales muchas personas no quieren a los franceses ni a Francia se debe a que estos son una mezcla bastante extraña para aquellos que no les conocen ya que son un país amante del placer por un lado y muy exigentes por el otro, lo que hace que resulta en un individuo muy exigente con los placeres.

Asimismo, siguiendo esta misma métrica, el pueblo francés es uno amante de la estética y de la perfección en todos los sentidos, algo que se puede ver en todos los lugares donde se vaya en Francia que no este destruido por el minimalismo muerto de la UE. Aunque muchas personas les pueden calificar de vanos y arrogantes, la realidad es que los franceses han sido un pueblo que le ha dado mucho al mundo por estas simples razones que les caracterizan.

Uno de los problemas mas grandes que tienen los franceses para relacionarse con el resto del mundo es que no son personas tolerantes para la ruptura de protocolos en nada en la vida y en Francia uno siempre debe de saber que para todo existe un protocolo específico, un protocolo que no tiene ni el mas mínimo margen de error, de lo contrario los franceses simplemente no muestran respeto. Sin embargo, con algo de experiencia y conocimiento de la cultura gala, uno sabrá bien que hacer en Francia.

Francia es una nación orgullosa de su perfección en todo lo que hacen ya sea en la mesa, en una conversación, montando a caballo,  tomando vino, caminando en la calle, formando relaciones amorosas, decorando una casa, plantando un jardín, o todas estas juntas. Si bien son muy especiales con todo lo que he ya mencionado, lo son aún más con su idioma, un idioma sumamente complejo y difícil de dominar especialmente en el departamento fonético ya que la pronunciación correcta del francés es o mas importante para su gente puesto a que este también esta lleno de vanidad y perfección en el placer.