Uncategorized

La Modernización de Helicópteros

Hace unos días fuimos a Texas para ir a ver una venta de helicópteros para modernizar nuestro arsenal de helicópteros en nuestras propias fuerzas armadas ya que los que tenemos, pocos están en forma para una situación de combate real donde la nación esté en peligro, algo que le puede suceder a cualquier nación aunque esta sea neutral, como es el caso de la nuestra. El hecho que nuestra flota de helicópteros no sea una de punta no significa que la secretaria de la defensa no haya invertido en ellos ya que lo ha hecho muchas veces, simplemente no en los últimos diez años.

La primera verdadera adquisición de una flota competente de helicópteros armados que hizo el gobierno mexicano fue durante la presidencia de Miguel Alemán, cuando el presidente compró más de 60 helicópteros de las fuerzas armadas estadounidenses. Estos helicópteros, habían sido utilizados en la Guerra de Corea por las fuerzas norteamericanas donde habían dado buenos resultados en algunas de sus tareas, ya que los helicópteros en el campo de batalla son multiusos. En los casos de los helicópteros que adquirió el gobierno de alemán, su mejor desempeño fue el de movilización de tropas y el de evacuación de heridos.

La razón principal por la cual se desempeñaron mejor en este campo se debe a que en esos años, el helicóptero como apoyo de fuego aéreo aun no estaba bien equilibrado y muchas cosas estaban en prueba razón por la cual muchos helicópteros se perdieron cuando funcionando como caballería aérea contra los comunistas quienes tenían una enorme cantidad de bazucas para tirarlos: hasta la fecha un helicóptero puede hacer muy poco en contra de ataques de este tipo.

Uno de los ajustes principales que se dio en los años entre Corea y Vietnam fue el de quitar las puertas de ambos lados del helicóptero ya que era ahí donde los coreanos y chinos apuntaban para decimar a los helicópteros, disparos que impactaban todas las veces debido al tamaño de los helicópteros. Con este ajuste,  si es que una bazuca se disparaba en contra de los helicópteros en esa zona simplemente saldría por el otro lado y el soldado portando esa arma seria inmediatamente muerto por un francotirador a bordo del helicóptero o por una ráfaga de metralla de 50 milímetros.

Sin embargo, aunque la situación se arregló, el helicóptero seguía y sigue siendo muy vulnerable para con estos ataques que se conducen de modo muy similar, simplemente con ajustes como el apuntar a la cola del helicóptero o incluso a la cabina, algo que de impactar siempre tira al helicóptero aunque debemos de mencionar que también es posible esquivar el disparo, pero es difícil.  Ahora, el nuevo sistema de operación de los helicópteros es que dentro de su formación de ataque siempre tiene que haber como mínimo dos observadores buscando a estos blancos.

Veamos a donde podemos llegar con nuestra modernización.