Uncategorized

Juegos de Guerra

La semana pasada decidí tomar cuatro días de vacaciones para viajar solo y estar conmigo mismo, algo que en punto de vista todo ser humano debe de hacer periódicamente, ya que el encontrarse a uno mismo es un elemento muy importante para el bienestar general.

El destino que escogí fue la ciudad de Nueva York, una ciudad donde tengo muchas relaciones, contactos y quehaceres, aunque este viaje relativamente corto estaba diseñado para ser un viaje solitario, donde iría al teatro, parques y museos con mi propia compañía y sin cruzar palabra con absolutamente nadie, un objetivo que cumplí al pie de la letra y que me hizo mucho bien.

Sin embargo, nada de eso fue lo más destacado de mi viaje, sino un evento que sucedió mientras estaba en mi vuelo de Volaris, casi llegando a la ciudad de Nueva York .

Al estarnos acercando a nuestro destino, mientras sobrevolábamos el mar, vi por mi ventana una escuadra naval de la armada de los Estados Unidos, en conjunto con el grupo súper elite de los Navy Seals, quienes se dirigían hacia el este con el motivo practicar ejercicios militares serios, ejercicios navales que la armada estadounidense conduce varias veces al año, mucho más frecuente que cualquier otra flota en el mundo, siendo esta la razón de su alta profesionalidad y su efectividad máxima para operar en cualquier parte del mundo como si estuviera en casa.

La razón por la cual supe que el cuerpo naval armado se dirigía a un ejercicio militar realista, fue el hecho de que los buques, incluyendo un portaaviones, iban acompañados de al menos unos 30 helicópteros Black Hawk y dos de tipo Apache sobrevolando a los buques, además de haber visto y escuchado a nuestra izquierda a un escuadrón completo  de aviones F-18, volando en formación de combate, asegurando el flanco expuesto de la formación naval.

A unos 500 metros de la retaguardia de los buques navegaban dos submarinos nucleares no sumergidos, lo que significaba que no les incumbía ser vistos, lo que aseguraba que esto era una practica que se le conoce como “War Games” o Juegos de Guerra, cuyo objetivo es simular una situación verdadera de combate, utilizando munición verdadera.

Los Juegos de Guerra se llevan acabo, en el ejército de los Estados Unidos, semanalmente por cada rama armada y frecuentemente por la combinación de las mismas, donde por lo general se simulan desembarcos en islas desiertas, donde se montan posiciones de defensa hipotética.

Las defensas son bien colocadas, usando equipo de artillería y soporte viejos, mismos que los aviones de combate han de destruir con precisión absoluta y sin falla, al mismo tiempo que los buques y submarinos destruyen desde  kilómetros a distancia, utilizando misiles guiados al mismo tiempo que la infantería, marinos y fuerzas especiales desembarcan en la isla capturando objetivos bajo el reloj .

En verdad, el presenciar uno de estos Juegos de Guerra en vivo es una experiencia inolvidable en todos los sentidos.