Uncategorized

Hablemos de los tipos de palos de golf

En el golf existe una gran cantidad de palos, mejor conocidos como wedges, los cuales son elaborados de distintos materiales y tienen una función específica a la hora de estar en el campo, por lo que hay que conocerlos para saber cuál elegir a la hora de realizar un tiro lejano, salir de alguna zona especial, embocar la bola, etc. Por eso hoy quiero escribir sobre este tema y explicarte brevemente y de forma lo más sencilla posible cómo es que se dividen estos artículos, que son de suma importancia a la hora de practicar este deporte.

Empecemos con que se dividen en cuatro grandes grupos que son las maderas, los hierros, los putter e híbridos. Las maderas son los que se utilizan para realizar los golpes más largos, pues te permiten alcanzar una mayor distancia. Generalmente son los que se utilizan para el golpe inicial o como se dice en el argot golfista, salir del tee, que es el objeto con el que se detiene la pelota y el cual se entierra sobre la tierra. Este tipo de palos o wedges se divide en dos subgrupos, que son el driver o madera uno y es el palo más largo y potente, además de que es el más caro y difícil de utilizar. Cabe destacar que es uno de los palos de menor loft, es decir, que meno ángulo tiene entre el mango y la zona con la que golpeas la bola. El otro grupo son las maderas de calle, que son las que están numeradas del dos al 11 y también se utilizan para golpes largos, como el segundo golpe de un par 5 o un par 4 largo. Aunque se llamen maderas, estos artículos están hechos de acero o titanio.

El siguiente grupo de wedges son los hierros, los cuales se clasifican entre sí por el ángulo de su loft, el cual le da una trayectoria con mayor o menor altura a la pelota cuando ésta es golpeada. En este tipo de palos, si el número es mayor, más elevado es el loft.  Por ejemplo, el #1 tiene 14 grados, mientras el #9 tiene 41 grados. Estos se utilizan para golpes de aproximación para distancia entre los 100 y 180 metros.

La categoría que sigue son los putter, que es el palo más utilizado cuando te encuentras en el Green, es decir, la zona más cercana para embocar la pelota en el hoyo. Este tipo de palos es el que ofrece una mayor personalización, esto quiere decir que los golfistas pueden elegir el diseño, material, forma, peso y estilo que más les acomode a la hora de competir. Y terminamos con el último grupo que son los híbridos, que son un palo intermedio entre las maderas y los hierros, pues lo que pretenden es conseguir la distancia de las maderas y la facilidad de agarre de los hierros. Para que sepas cuándo utilizarlos, aquí te dejo un consejo: Reemplazan los hierros largos del 1 al 5 y las maderas de calle del 3 al 11.