Uncategorized

¿Cuántas veces no despiertas con cansado e incluso te sientes peor que cuando te dormiste?

Una razón puede ser que no estás durmiendo el tiempo suficiente o tu colchón te está martirizando.

Si el problema es tu colchón, entonces lo ideal es buscarte un buen colchón. Por buen colchón me refiero a uno que se encuentre hecho de los mejores materiales y que se adapte muy bien a tu biotipo.

Este tipo de colchones te proporcionará ese descanso que tanto mereces y requieres con urgencia.

Sin embargo cuando llegas a la venta de colchones dentro de una tienda especializada podrías toparte con una sorpresa mayúscula dado que este tipo de colchones no suelen ser económicos.

Obviamente el esfuerzo vale la pena, ya que tu descanso lo vale pero, ¿qué opciones tienes si no te es posible pagar por un buen colchón?

Existe la variante de comprar una alternativa llamada “toppers”. Son una especie de colchoneta que se coloca sobre tu actual colchón el cual te ofrece cierto grado de confort.

Dentro de esta opción son recomendables aquellos que están hechos de látex ya que te da ese toque perfecto de apoyo y comodidad, no tiene compuestos orgánicos volátiles (COV), es hipo alergénico, ofrece un gran alivio a la presión y es antimicrobiano.

Y con lo anterior lograrás al mismo tiempo extender la vida y la utilidad de tu actual colchón.

Otras de las ventajas que tienen los “toppers” de latex son:

1) Si elige un colchón de látex 100% natural evitarás el desagradable desprendimiento de gases, ya que otro tipo de toppers suelen usar productos químicos que se mezclan con el oxígeno de tu hogar. Estos olores no sólo son desagradables, sino que pueden desencadenar dolores de cabeza, dificultad respiratoria superior, ataques de asma y otras reacciones.

2) El látex natural está formulado con un diseño de celda abierta que permite que el aire de refrigeración fluya hacia fuera de tu piel, creando un efecto de mecha que elimina la acumulación de calor y humedad común con otros tipos de colchones. Es una victoria para ti y una buena noche de sueño.

3) La espuma de látex natural se hace con la savia del árbol de caucho. Incluso el proceso de vulcanización que se utiliza para transformar la espuma en savia es un proceso respetuoso con el medio ambiente. El hecho de que no se agregan productos químicos en la mezcla, significa que tu colchón de espuma de látex natural es perfectamente seguro para el planeta.

4) No todos los colchones se crean iguales. Algunos pueden hacerle frente a varias pruebas de tiempo, pero la mayoría están destinados a ofrecer una solución temporal a un problema en lugar de servir como una respuesta a largo plazo. El colchón de látex está hecho con los mismos materiales de calidad y la construcción que se utilizan para crear colchones de látex naturales y ofrecen una larga vida útil de hasta 20 años.

5) Nada es más frustrante que estar durmiendo cómodamente y profundamente, sólo para ser despertado por un compañero que puede no estar durmiendo igual de bien que tú. Al tener un toppers, no importa se retuerce tu pareja ya que podrás dormir sin ser molestado ni alcanzado por la transferencia de movimiento que suelen generar esas acciones.

Por todo lo anterior, un topper de látex colchón sin duda puede ayudar a mejorar la forma de ver el mundo, al ayudarle a obtener una mejor noche de sueño y para despertarse más cómodamente en la mañana.